La universidad de Wert

No solo de pasta viven el Estado, los agentes políticos y las élites empresariales que se arriman al querer. También necesitan programas a largo plazo para mantener en pie el chiringuito. Así que ante la nueva ocurrencia del inefable Wert, que pretende reducir la duración de los Grados a tres años y aumentar la de los Másteres a dos, sería conveniente que no se sobrevalorasen demasiado las explicaciones que redundan en el afán recaudatorio y antisocial del nuevo decreto ley. Quizá habría que aplicar por enésima vez la lupa que más nos gusta aplicar por aquí: la de la estrategia y la conspiración. Veamos. Continúa leyendo La universidad de Wert

Breaking Bad

A medida que el cómico Walter White se transforma en el trágico Heisenberg, se va haciendo un personaje cada vez más moral. Su deserción al lado oscuro deja arrinconado ese otro conflicto inicial que revela cómo un simple profesor de instituto se enfrenta con valentía a su mediocre situación personal y económica. En cuanto esto ocurre, la serie gana en complejidad literaria, por supuesto, pero pierde en desparpajo y golfería. Para mí, es mucho más sugestivo aquel señor White del principio, que es capaz de hacer estallar el descapotable de esa especie de bróker adicto al móvil que se le cuela en una gasolinera, que el Heisenberg final, que aspira a ser el rey de la metanfetamina.
Continúa leyendo Breaking Bad

¿Contra qué va la LOMCE?

Llegado a estas alturas de Mátrix, ha de saber usted que el hecho de que la LOMCE haya convertido la Filosofía, la Tecnología, la Música o el Griego en asignaturas meramente testimoniales, no significa, como sus profesores aseguran, que vaya contra ellas. Ningún profesor de Lengua Española, por ejemplo, se atrevería a afirmar con la rotundidad de un Cicerón (y máxime cuando el plan de la asignatura sigue siendo la misma memez que inventó la LOGSE) que la LOMCE apoya la enseñanza de su disciplina porque la dota de más horas. Continúa leyendo ¿Contra qué va la LOMCE?

¿Quién teme a la Filosofía? Nadie

8458216358_8d35f9922a_z

No parece que a Wert le hayan hecho mella las protestas de los profesores de Filosofía, a tenor de lo recogido en el anteproyecto de ley que el Ministerio hizo público hace unas semanas. La materia sigue estando herida de muerte, y quienes la imparten también. ¿A qué se debe la obcecación del tecnócrata? ¿Por qué esa inquina contra una asignatura que, ya como estaba, no ocupaba, por número de horas, un puesto muy relevante en los planes de estudio? ¿Acaso será cierto que el PP le tiene miedo, como muchos aseguran? ¿Es posible que la Filosofía, al dotar a los alumnos de herramientas para el cuestionamiento de la realidad, sea un peligro que el ministro se quiere quitar de en medio? Continúa leyendo ¿Quién teme a la Filosofía? Nadie

LOE II, el regreso

Por mucho que se insista en algunas tertulias subvencionadas, la LOMCE no es la base para ningún cambio en la enseñanza, sino la secuela, empeorada, de la LOE. Comete todos los errores que esta cometía: olvido de la Primaria, pervivencia incuestionable de la Secundaria, depauperación de la Formación Profesional (sigue apareciendo como la alternativa de los que no logran pasar a Bachillerato), obsesión incontrolable por los conciertos educativos y pasión devoradora por las competencias; y añade, para fervor de la pedagogía, la profesionalización de las directivas y el asesinato premeditado del Griego y la Filosofía. Y, por si esto no fuera suficiente, vuelve a apartar a los profesores del debate legislativo, ignorando que sus tragaderas, aunque de Guiness, tienen un límite, por mucho que les endilguen la lavativa del respeto y los pongan a buscar proustianamente la autoridad perdida. Continúa leyendo LOE II, el regreso

En defensa de la escuela pública

Organícense manifestaciones, performances, encierros y mareas de todos los colores para restablecer las deterioradas condiciones laborales del profesorado, pero que no se defienda algo en lo que nadie en este país ha creído nunca. No metamos a la enseñanza pública en esto, por favor, porque la pobre hace tiempo que nos dejó, que murió sin que nadie se diera por aludido. Continúa leyendo En defensa de la escuela pública

Está perfectamente claro

Los-universitarios-deben-estudiar-lo-que-les-de-trabajo--no-lo-que-les-guste--segun-Wert

Durante un mes y medio di clase a Juan Antonio en 2º de ESO, hace ya la friolera de nueve años. Había repetido una vez el curso anterior, pero no era un alumno PIL (Promociona por Imperativo Legal). Poseía un nivel de lectoescritura acorde con su edad y en el cálculo matemático destacaba incluso por encima de sus compañeros. Su carácter era difícil sin embargo, y no había día que no fuera enviado a Jefatura de Estudios con alguna amonestación. Su historial familiar era también bastante peliagudo. Nunca conoció a su padre, y su madre había muerto hacía dos años dejándolo bajo la tutela de su segundo marido, quien, a su vez, tenía tres hijos de un matrimonio anterior. Juan Antonio no se llevaba bien con su padrastro, en paro desde hacía meses, y parece ser que, para evitar su presencia, pasaba la mayoría de las tardes en la calle, vagando de un sitio a otro y metiéndose habitualmente en líos que luego los compañeros de clase relataban llenos de admiración. La familia malvivía en una ruina de casa de la parte antigua del pueblo. La carencia de higiene era evidente en el aspecto del chaval, quien, además, muchas veces se quedaba sin el almuerzo por no tener dinero para comprarse un bocadillo. Continúa leyendo Está perfectamente claro