La versión chunga

El protagonista tiene 16 años y un magnífico expediente en la ESO. La familia es una de esas que, desde la LOGSE, son consideradas familias modelo, o sea, que posee bastante nivel cultural como para mitigar la deficiente educación que recibe en el instituto. Y sin embargo, ay, en el primer curso de Bachillerato el chaval se está despeñando. La mayoría de los compañeros de trabajo de mi amigo, profesor como yo y quien me cuenta la historia, maneja la versión convencional del asunto, que no es otra que la de que el padre hace lo que puede, pero que el hijo le está saliendo rana por las malas compañías. Continúa leyendo La versión chunga

You win, Jean-Jacques

Me comentaba el otro día un compañero que la madre de un alumno se le había quejado de que en una de las vallas del instituto había un hueco por el que su hijo se fugaba, y de que ese hueco no solo era responsabilidad del instituto, sino el único culpable de que su retoño no entrara a clase. Al parecer, por más que el profesor intentó hacerle comprender que el chaval ya tenía vello púbico suficiente como para saber lo que hacía mal y por qué, la mujer no se bajó del burro: el pobre era un niño todavía, y, claro, no tenía uso de razón para evitar lo que ella denominó como una de las muchas “tentaciones” con las que el Diablo Mundo ponía a prueba a los jóvenes. Continúa leyendo You win, Jean-Jacques