Nadie pierde

Lo que es la regla del consenso, crear estados de opinión uniformes y estereotipados, es también su prioridad, pues de ellos se alimenta y por ellos se perpetúa. Pero el consenso sabe que la realidad del súbdito es moral, y, puesto que su percepción siempre estará guiada por la dicotomía, es plenamente consciente también de que habrá de adaptarse o perecer. El consenso necesita enemigos, reversos tenebrosos, lados oscuros, amenazas exteriores e interiores a las que enfrentarse para justificar el mundo plano que ha erigido. De los laboratorios secretos del consenso salen todos los adversarios que este condena oficialmente. Las piezas que se cobra de los otros, los auténticos rivales, los verdaderos disidentes, jamás se muestran en público. Continúa leyendo Nadie pierde

Historia del monstruo

monstruo_frankensteins_boris_karloff_hc

El monstruo se llamaba Clase Media y el doctor Franconstein, su padre y creador, supo que a través de él se perpetuaría su herencia para siempre. Bastaba con dotarlo de una seguridad social, una vivienda de protección oficial, un ministerio de educación y un agosto de paella en alguna playa recién superurbanizada, todo a imagen y semejanza de las aspiraciones del monstruo.

Continúa leyendo Historia del monstruo