5 razones por las que Celia Villalobos puede jugar al Candy Crush sin que le ocurra absolutamente nada

No sé a qué viene tanto revuelo. ¿De verdad que es tan escandaloso que la señora Celia Villalobos haya sido sorprendida jugando al Candy Crush en pleno debate sobre el estado de la nación? Hombre, creo yo que lo sería en un país serio, con un sistema político serio y con unos representantes serios (y que representaran, ya de paso, seriamente a alguien). ¿Pero en España? ¿Es que nos hemos caído del guindo otra vez o qué pasa aquí? ¿Acaso ya estamos con la misma pantomima de censurar moralmente a alguien que vive de un medio (el político) corrompido hasta los cimientos? Desde que tengo uso de razón (y soy de la generación del 75), siempre me ha parecido que hacer aspavientos por la corrupción de los políticos españoles es como cargar contra el pobre porquerizo por llevar los pantalones perdidos de mierda.
Continúa leyendo 5 razones por las que Celia Villalobos puede jugar al Candy Crush sin que le ocurra absolutamente nada

El estado de la nación

Me consta que desde pequeña R. es aficionada a la literatura de fantasía, pero que recientemente ha descubierto el manga y el anime. Por eso, a su excelente expresión escrita une también una capacidad impresionante para el dibujo. Toca el piano, tiene un blog y lleva ya más de un mes confeccionándose el disfraz que va a llevar al próximo Salón del Manga, orgullosa como está de haberse descubierto como una ferviente otaku. Sus calificaciones académicas son extraordinarias, así que no puedo evitar sentirme intrigado cuando esta mañana la madre, una amiga en realidad, concierta la cita. Continúa leyendo El estado de la nación