Un debate más falso que un billete de seis euros

La escenificación ha sido tan burda en el debate entre Iglesias y Rivera que, si se hubiera tratado de una obra de teatro, parecería una de aquellas que, cuando llega el fin de curso, se suelen representar en las guarderías para que los padres graben a las criaturas con el móvil y babeen un rato mientras se hacen ilusiones con las dotes artísticas de sus churumbeles. Y no porque un debate en diferido no sea un debate stricto sensu (que no lo es), sino porque todo ese rollo del bar y de la charla distendida de dos parroquianos frente a frente es más falso que un billete de seis euros, o, para seguir con la analogía teatral, que un par de niños vestidos de florecillas  silvestres. Continúa leyendo Un debate más falso que un billete de seis euros

Anuncios

El Proyecto Rivera

Así como en su día pillé casi al instante de qué iba el Plan Podemos, confieso que el Proyecto Rivera se me ha resistido un poco más. Utilizo las palabras “plan” y “proyecto” porque el matiz que separa ambas es importante, con una carga mucho más de realidad factible la primera, y expuesta la segunda como una suerte de desiderátum.
Continúa leyendo El Proyecto Rivera

Ciudadano Albert Rivera

Albert Rivera nació en las Nuevas Generaciones y nunca se ha soltado de la cuerda de Vidal-Quadras y los represaliados del Pacto del Majestic. Ha esperado su momento durante algunos años desnudándose en campañas electorales y pactando con la Libertas del “sabatiano” Miguel Durán. Asegura ahora que hay que cambiar la ley electoral, reforzar la unidad de España, separar la Justicia de los demás poderes del Estado, democratizar los partidos políticos y pactar el sistema de enseñanza. La Constitución es un marco necesario, dice, y espera que hombres buenos como él la hagan cumplir como dios manda.

Continúa leyendo Ciudadano Albert Rivera