Sectas de la felicidad

A pesar de que los procesos de enseñanza y de aprendizaje nada tienen que ver con la felicidad, a pesar de que para que el discente adquiera los conocimientos requeridos el docente debe vencer las barreras que aquel (es una ley no escrita) suele levantar siempre que puede, a pesar de que llegar a comprender ciertas cosas del mundo no nos hace más felices sino más sabios, en definitiva, a pesar de que la asunción de nuestra herencia cultural y científica acarrea sus buenas dosis de dolor y de melancolía («porque en la mucha sabiduría hay mucha angustia, y quien aumenta el conocimiento aumenta el dolor»; Eclesiastés 1:18), los hacedores de la realidad y de las leyes educativas quieren que seamos felices, están decididos a que nos subamos al carro del pensamiento positivo y pretenden endilgarnos la nueva fe de la educación emocional y de las inteligencias múltiples.

Y la peña no cesa de picar en el anzuelo, como demuestran las jornadas sobre “educacción” que se han celebrado en Cehegín este fin de semana y que han reunido a 1300 docentes. Todos ellos licenciados, doctores, graduados, o sea, personas que se supone están capacitadas intelectualmente para separar el trigo de la paja, pero al parecer un tanto amargadas con su trabajo y necesitadas, por ende, de abrazos y de cariño. De otro modo no se entiende que hayan acudido buscando respuestas a sus cuitas en la charlatanería de Carlos Hué o en el chamanismo new age de Elsa Punset, y que se traguen todos estos eslóganes que un servidor ha ido recopilando de Twitter: a) para que los chavales aprendan, hay que hacer que les guste lo que aprenden, b) la forma de aprender rápido es vivir la vida como un juego, c) las personas que no son felices no pueden impartir clases con solvencia, d) enseñar no es transmitir conocimientos sino despertar potencialidades, o d) hay que hacer que los alumnos se sientan especiales.

Hace tiempo que, en la neolengua de la enseñanza española, las palabras dejaron de designar las cosas del mundo. Ahora simplemente son drenadas, desangradas hasta la irrelevancia. Y la irrelevancia se hace rutinaria cuando nos dejamos llevar por ellas, cuando nos abandonamos a la ficción de que continúan significando algo realmente existente. Lo cotidiano, el día a día, entra entonces en un proceso de usurpación de lo que debería ser la verdad de nuestro oficio. Por eso nos creemos, nos fidelizamos, nos hacemos con un sentido en el instante en que alguien nos dice que la enseñanza ya no es enseñanza sino “educacción”, o se inventa toda una nomenclatura pseudocientífica e inane que intenta clasificar los síntomas de algo que se ha inventado él mismo.

Pero, cuidado, llevar la superstición del pensamiento positivo y la inteligencia emocional a los institutos (como flagrantemente demuestra el cuarto apartado del preámbulo de la LOMCE) es un plan mucho más peligroso de lo que se piensa, más, al menos, que instalar, como en su día se hizo, la psicopedagogía en los sitiales educativos. Porque si a esta se le vio venir, a aquella, con ese batiburrillo de argots que van del progresismo y lo motivacional a las técnicas de liderazgo emprendedor, se la suele perder de vista con facilidad.

Así que, no les quepa la menor duda, queridos lectores: vamos de mal en peor. Las aportaciones de la LOGSE son más inocuas que las de la LOMCE; entiéndaseme, hay en ellas demagogia y fanatismo, pero en un grado menor. No en balde ayer los asistentes terminaron cantando al unísono, como si aquello fuera la convención regional de una secta.

Sí, nos pongamos como nos pongamos, el constructivismo logsiano era mucho más pudibundo, y sus abanderados menos payasos. Y también daban menos miedo.

Anuncios

Publicado por

David López Sandoval

Profesor de Lengua Española y Literatura

7 comentarios sobre “Sectas de la felicidad”

  1. Totalmente cierto lo que dices.
    Lo que ayer se vio allí es nefasto por lo menos por dos razones. Una, por la psicologización de la enseñanza, que no aporta nada bueno y justifica todos los desastres. Dos, porque tiene un nivel intelectual muy deficiente. Hablar de abracitos, relajación en clase, educación de las emociones o musicoterapia refleja el bajo nivel de los organizadores, de los ponentes y de los creyentes en estas mamandurrias.
    Así no vamos a ninguna parte.

  2. No sé cómo me he encontrado con tu blog, y no sé cómo se me ocurrió asistir a parte de la jornada de ayer. Imagino que eso me convierte en un docente amargado de mi trabajo y necesitado, por ende, de abrazos y de cariño. Un pobre infeliz que busca respuestas en charlatanes y que se traga eslóganes de otros asistentes tuiteros sin pestañear. Además, entiendo que ya trabajo en el sector de la “educacción”, y de manera subterránea como parte de la secta de la felicidad, que cambiará el mundo a base de cariñitos. Lo único criticable en tu comentario, claramente científico y contrastado es que creo que te has quedado corto es en llamarme payaso, de hecho creo que no me has llamado payaso, pero es lo más bonito que me hubieras podido decir. ¡Muchos abrazos!

  3. Cantando al unísono, Virgen santísima! Y supongo que sin paraísos artificiales…

  4. Tremendo, David, y cada vez se extiende más. El vídeo ese del tal Hué que enlazas produce ganas de vomitar, menos mal que lo ha arreglado un poco Antonio con la cachondada que le pone en su comentario. ¿Cómo es posible que personas adultas permitan que les hagan hacer el idiota de esa manera?

  5. Solo una queja… si me dices que la LOGSE era Constructivista yo he leído y he ejercitado otra ley no esa yo no he visto el constructivismo en la LOGSE por ningún lado PSEUDO_CONSTRUCTIVISMO SI pero de ahí al puro Constructivismo NOOOOOOOOOOOOOOOOO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s