Bienvenidos

Por supuesto, las reacciones son las previstas. La izquierda, o lo que queda de ella, aplaude creyendo ver en esta imagen al presidente de la III República que, como un Lenin redivivo, viaja desde Suiza hacia el futuro. La derecha se indigna con Pablo Iglesias pero también con el rey, pues considera una torpeza la aceptación del regalo y una felonía la posterior publicación de la foto en la web de la Casa Real. Las redes sociales bullen con fakes de todo tipo. Las tertulias analizan la proeza como si la monarquía estuviera a punto de caer.

Pero atiéndase al hecho principal de que no son los cinco tochos de George R. R. Martin lo que se regala, sino su adaptación televisiva, porque se sabe a ciencia cierta que en este lado del mundo ni dios habría reconocido las novelas, y también que con ellas el acto se habría convertido en algo excesivamente aparatoso. Los deuvedés de la serie, en cambio, son más livianos, se ajustan más a la alegoría de un rey que recibe su cese de manos del representante del pueblo y, sobre todo, están más en consonancia con lo que los representantes del pueblo acostumbran a pensar del pueblo: que es una masa opiada y embrutecida que ya únicamente es capaz de caminar por el lado kitsch de la existencia.

Por eso, en el fondo de toda esta feria patrocinada por el régimen, yo no puedo evitar ver a un simple aspirante a cortesano que está encantado de la vida porque es consciente de que va a dar el petardazo en los medios. Al consabido enfant terrible llevando a cabo uno de esos actos de protesta cuya contundencia está hecha de hojaldre, de postureo, de retórica vacía, ideados para arrancar flashes y portadas pero nada más, porque al poco nadie los recuerda.

Bienvenidos, pues, a la insurrección del gesto inane, del tartazo en la cara, de la lluvia de confeti sobre la cabeza de Draghi. Bienvenidos a la era de las performances que quieren ser gamberras o simbólicas porque no pueden ser revolucionarias.

Toda la rebeldía, todo el regeneracionismo español cabe en esta foto. Con Podemos, la República será trending topic o no será.

Anuncios

Publicado por

David López Sandoval

Profesor de Lengua Española y Literatura

2 comentarios sobre “Bienvenidos”

  1. Pues a ver si otro payaso le monta un happening parecido. Por ejemplo regalándole un burka o un chador para que la novia vaya tapadita y decorosa. Más que nada por si decide algún día acompañarle a la embajada de Irán a recoger el sobre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s