Sadismo humanitario

No, no voy a hablar del sonso de Christian Grey. Voy a hablar de Terence Fletcher, uno de los protagonistas de Whiplash. Y voy a hablar de él porque quiero tratar aquí, no del sadismo de cartón piedra, sino del real, de ese que nos salpica la mejilla y que, mezclado con la pertinente dosis de crueldad, convierte a quien tiene la suerte de poseer el don en todo un hijo de la gran puta. Fletcher (llevado a la cima de la interpretación por J. K. Simmons) se ha ganado un puesto de honor en esa lista de los mejores sádicos hijos de la gran puta de la historia del cine, donde se encuentran celebridades como la señorita Anna Sullivan (de El milagro de Anna Sullivan), el sargento Hartman (de La chaqueta metálica) o el también sargento Tom Highway (de El sargento de hierro). De hecho, todos ellos, además de estar incluidos en semejante  lista, forman parte de un subgénero dentro de un subgénero dentro del subgénero de films dedicados a la superación personal. Tema muy del gusto hollywoodiense que ha dado grandísimas castañas, desde luego, pero también obras tan cautivadoras como Whiplash.
Continúa leyendo Sadismo humanitario

Anuncios