El asco

Aunque, por supuesto, también está la náusea. Pero la náusea es metafísica, y en España no cabe la metafísica. España o es un más allá de lo que cabe esperar de ella o se queda corta y se vuelve perdidamente miope. O cruza el istmo panameño solo con el fin de ver el mar o se recluye en una peña pobre para hacer penitencia. Es decir, o es meta o es física, pero el término medio que resulta de los dos instintos, imposible. Porque ser metafísica supondría que posee capacidad para la retentiva y no es así. Sabe que hay un cuerpo mientras este le duele. Luego, en los momentos de tregua, olvida alegremente qué diablos es el dolor o, sencillamente, que el cuerpo pueda llegar a sentir alguna vez. Por eso creo que en España es imposible el absurdo. En España no hay absurdo sino amnesia.
Continúa leyendo El asco

Anuncios