Esos impresentables

«El castellano es la lengua oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla. Las demás lenguas españolas también serán oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección».

Tercer artículo de la Constitución y tercera vez que sus impresentables redactores metieron la pata hasta el fondo, pues ignoraban que legislar sobre las lenguas de un territorio es como legislar sobre el crecimiento de los árboles. Es llevar el concepto de “derecho natural” hasta el paroxismo, y, al mismo tiempo, convertir en un deber algo que forma parte de la naturaleza humana. Es como escribir: «Todos los seres humanos tienen el deber de ser seres humanos y el derecho a “usar” su humanidad dentro de las fronteras del territorio español».

No sabían esos impresentables que las lenguas son propiedad exclusiva de los hablantes, no de los estados; que nacen, crecen, generan una civilización, una manera de ver el mundo, y luego mueren irremediablemente cuando sus usuarios las convierten en otra lengua. Por eso no vieron que ni el gallego, ni el catalán, ni el vasco, ni el español necesitan derechos, deberes o protección. Al contrario. Introdujeron las lenguas en el articulado de la Constitución porque querían atrapar el rayo. Domar la tormenta. Encerrar el huracán entre las cuatro paredes de su palabrería. Y eso (todos, menos ellos, lo sabían) es imposible.

Ignoraban esos impresentables que las lenguas autonómicas morirán más pronto que tarde porque ya ha pasado su tiempo, porque ya han vivido todo lo que tenían que vivir, porque las utiliza cada vez menos gente. Ignoraban que el español perdurará, sin embargo, unos cuantos siglos más, amparado por los más de cuatrocientos millones de personas que lo hablan, no por las constituciones que tratan de beneficiarlo; y que luego perecerá, víctima de sí mismo, de su propia esencia, transformado en otra cosa.

A esos impresentables les importaba una mierda comprender este proceso natural, que es lo único que puede poner freno a las consignas nacionalistas de todas las autoproclamadas naciones. Hicieron oficiales y cooficiales las lenguas porque no aceptaron (en realidad, no tenían ni idea) que los lamentos de Rosalía, los suspiros de March y la sonrisa de Cervantes nunca han necesitado ayuda para continuar existiendo.

Dice Gregorio Morán, uno de los pocos periodistas vivos que hace honor a su profesión, que «los padres de la Transición eran absolutamente impresentables». La frase sirve de titular en la interesantísima entrevista que Antonio Yelo le hace en Jot Down.

Unos impresentables, sí, y también unos ignorantes.

Y su analfabetismo ha logrado refundar una ficción política que dura ya la friolera de treinta y ocho años y de la que continuamos mamando como si fuera una verdad histórica.

Anuncios

Publicado por

David López Sandoval

Profesor de Lengua Española y Literatura

Un comentario sobre “Esos impresentables”

  1. Pues sí, eran unos impresentables. Sobre todo, unos solemnes cobardes. Entre franquismo y muerte, eligieron el franquismo. No daban para más. O, ¿quedó todo atado y bien atado “realmente”? Pero el hecho de escribir sobre los tales derechos y deberes no tendría que haber traído consecuencias, al no tener ninguna consistencia. Es el tejemaneje, el tomaydaca entre ególatras dementes y estúpidamente ambiciosos y su poderosa capacidad de influencia sobre mentes simples y analfabetos funcionales. Aproximadamente, por no exagerar o quedarme corto, el setenta y cinco por ciento de la nación ibérica. Con esto deberíamo volver a recapitular sobre si la ilustración debería o no ser obligatoria hasta edades más avanzadas. ¡Je! Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s