Los profesores se tragan la última ocurrencia de Sotoca

La última ocurrencia de Constantino Sotoca, Consejero de Educación de esta nuestra Feliz Gobernación de la Región de Murcia, se llama Plan e-XXI, y consiste en que los institutos impartan todas las materias en formato digital. Para ello, las familias a las que no les importe que sus hijos sean los primeros conejillos de indias en el experimento deberán buscarse la vida, comprar una tableta (o similar) y descargarse los libros de texto pertinentes. Total (y tirando por lo bajo): 245 euros del ala. Una ocurrencia, sí, pero también una nueva oportunidad de negocio donde alguien ya habrá empezado a llevárselo crudo.

Al instituto donde trabajo llegó el plan badajoz a poco más de un par de semanas de que se cumpliera el plazo y con todas las prisas, lagunas e imprecisiones a las que la Consejería nos tiene acostumbrados: no hay presupuesto, no hay material, no hay compromiso serio de habilitar o actualizar las antediluvianas conexiones wifi en los institutos, no hay perspectiva de supervisar el mantenimiento de las infraestructuras… no hay nada. Así que, desde el principio, todo esto nos olió a esa misma chamusquina de siempre que suele dar el mismo resultado ante los mismos medios, los mismos padres y el mismo entrañable hooliganismo de entierro de la sardina: medallita de honor para el gobierno de Valcárcel.

Como era de esperar, el claustro de mi instituto se opuso por unanimidad a caer en la trampa. Y yo, ingenuo de mí, creía que iba a ser la tónica general hasta que esta mañana me he desayunado con la noticia de que se adherirán al plan veinticinco institutos. Veinticinco institutos son, a ochenta profesores más o menos de media por centro, dos mil cabecitas pensantes que han decidido (muy conscientes) tragarse nuevamente la trola de las TICs.

Desde que la LOGSE creó el mundo, llevamos oyendo: a) que si le damos a un chaval un ordenador, el fracaso escolar pasará a la historia; b) que si le ponemos un power point, su cerebro se abrirá como una granada madura; c) que si lo sumergimos en Internet, estará preparado para afrontar los retos del futuro. Este es el plan que los nunca suficientemente amados cabecillas de la cosa pública (regional y nacional) tienen para sacarnos del lodazal educativo.

Por lo que se ve, el paso irremediable del tiempo y la repetición de ese mantra están dando sus frutos entre el profesorado. Porque es inconcebible, con la que está cayendo, que nadie sea consciente de que es una absoluta desvergüenza que, mientras Rajoy y Valcárcel meten sus sucias manos en las nóminas funcionariales, existan soplapolleces como este Plan e-XXI o aquel Escuela 2.0. (3,8 millones costó la broma hace un par de años, en plena apoteosis zapateril).

Aunque en realidad lo más inconcebible de todo es que todavía nadie haya propuesto quemar el edificio de la Consejería de Educación.

Ya se pueden ir preparando los de PISA. La cosa está solucionada. El año que viene nos vamos a salir en las encuestas. Con todas esas nuevas aulas de informática y todos esas tabletas, los estudiantes alemanes, finlandeses o coreanos, al lado de los españoles, van a parecerse al cabrero de mi pueblo. Que, dicho sea de paso, es más listo que el hambre.

La madre que los parió.

Anuncios

Publicado por

David López Sandoval

Profesor de Lengua Española y Literatura

5 comentarios sobre “Los profesores se tragan la última ocurrencia de Sotoca”

  1. La cabeza a la que se le ocurrió el plan… lleva a sus hijos a un centro privado en el que cuenta con que esto no se aplique ¿verdad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s